martes, 7 de julio de 2015

El corredor nocturno


Dirigida por Gerardo Herrero

Eduardo, gerente de una multinacional, está bajo presión, por eso siempre que puede sale a correr, en especial cuando está muy estresado y a punto de estallar.

Un día, de regreso de un importante viaje de negocios, conoce en el aeropuerto a Raimundo Conti, un misterioso hombre que se presenta como amigo y que le ofrece la posibilidad de trabajar juntos, prometiéndole mejorar su vida. Lo que en principio parece una amistosa y altruista invitación, se convertirá en un auténtica pesadilla para Eduardo, que se verá asediado y perseguido por Conti hasta límites insospechados.

Los personajes

Eduardo (Leonardo Sbaraglia)
Eduardo es un tipo obsesivo, adicto al trabajo, adicto al deporte (un deporte solitario y exigente, en el que se mide únicamente consigo mismo).

Eduardo está especialmente tenso, contracturado, porque acaba de llegar de un viaje de trabajo en el que todo le ha salido mal.

La tensión es una nota dominante en Eduardo: no se relaja nunca. Escaló para llegar a su puesto y con el tiempo se fue olvidando de las zancadillas que tuvo que dar. Digamos que prefiere no verlas, y para eso ha llegado a mentirse a sí mismo.

Cuando aparece Conti en su vida le pone delante un espejo, y Eduardo va a rechazar lo que ve, negando su pasado.

Raimundo Conti (Miguel Ángel Solá)
Raimundo Conti es un hombre tranquilo, equilibrado; nada parece ponerlo nervioso. Es un sibarita: fuma habanos, viste con elegancia, camina con aplomo, le gusta la buena vida.

Se presenta en la vida de Eduardo mostrándose como su salvador, pero no están claras cuáles son sus intenciones, no se sabe si lo que quiere es salvarlo o hundirlo. Tampoco se sabe mucho de su biografía. Aparece de la nada y actúa de un modo extraño, invade la intimidad de Eduardo, lo agobia, lo presiona, lo acosa, sin perder las buenas maneras.

Hay algo perverso en su forma de actuar, algo horrible que no termina de aflorar.

Clara (Érica Rivas)
Clara se muestra firme, ordenada y simple. Una mujer dulce y comprensiva, que quiere a su marido, pero llegado el caso y ante una encrucijada que ponga en jaque su orden personal y familiar, puede ser dura, inflexible y manipuladora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta que te pareció