martes, 4 de diciembre de 2012

Dejar de fumar en cinco pasos

Cuáles son las estrategias probadas para librarse de la adicción al tabaco
La clave principal para abandonar con éxito el cigarrillo es estar decidido. Se recomienda respetar estos cinco pasos.
1. Busque un motivo.
Mejorar la salud de los hijos, la calidad de vida, ver crecer a sus nietos, prevenir enfermedades como cáncer, enfisema o infarto, verse mejor, ahorrar dinero...
2. Identifique las situaciones difíciles que lo ponen en riesgo de volver a fumar .
Estar con otros fumadores, encontrarse bajo presión o en un problema, sentirse triste o frustrado, tomar alcohol o café, mirar TV, jugar a las cartas, al manejar, al terminar de comer, estar en fiestas o reuniones con amigos, etc.
3. Busque estrategias para los momentos difíciles.
Un hábito es algo que se repite automáticamente sin reflexión. ¿Pensó cuántos cigarrillos fuma al día? Por ejemplo, si fumó 20 por día durante 15 años, suman 109.500 cigarrillos. Cada uno implica por lo menos 10 pitadas. Es decir que llevó su mano a la boca 1.095.000 veces. Es lógico que ese movimiento sea automático y lo realice inconscientemente. Muchos de los cigarrillos que fuma no son producto del deseo ni de la necesidad sino de la costumbre. Para esos momentos difíciles, hacer algo simple y cortito, ayuda a distraer la mente y manejar la situación, como cambiar el entorno, salir a caminar, bañarse, lavarse los dientes, tomar algo frío, hablar por teléfono.
4. Evite el stress.
Realice actividad física, que libera endorfinas, practique técnicas de relajación como la respiración profunda o cualquiera que conozca, propóngase hacer algo placentero diariamente, duerma y descanse adecuadamente.
5. Ponga una fecha para dejar de fumar y hágalo súbitamente.
Bajar de a poco no es efectivo. Avise a sus familiares y comprométase a conseguir apoyo.
Algunas claves para el primer día sin fumar:
  • Tirar los ceniceros, cigarrillos y encendedores.
  • No guardarse cigarrillos en ningún lugar (si se los guarda... ¿para qué otra cosa va a ser más que para fumarlos? Es algo que hace la mayoría de la gente y aumenta el riesgo de recaída).
  • Crear un clima libre de humo en casa, en el auto y en el lugar de trabajo.
  • Mantenerse ocupado, yendo al cine, haciendo ejercicio, caminando o andando en bicicleta.
  • Evitar estar con fumadores.
  • Evitar alcohol y café los primeros días.
  • Recordar que un solo cigarrillo puede arruinar el programa. Una sola pitada puede tirar por la borda todo el esfuerzo.
  • Ocupar áreas para no fumadores dondequiera que vaya.
  • No pensar que va a dejar de fumar para siempre, sino que sólo hoy no va a fumar. Cuando comienza a sentir la abstinencia, pensar en no poder fumar nunca más puede parecerle imposible.



  • También puede interesarte

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Comenta que te pareció